Sin claro ganador en el debate de los candidatos a la Presidencia de México, señala especialista del CUCSH

El formato, aunque ágil, no dio tiempo para profundizar en propuestas, dijo el politólogo universitario, doctor Andrea Busoletti

Nadie salió como gran ganador del primer debate de candidatos a la Presidencia de la República. Y aunque sí hubo quienes lo aprovecharon mejor, Andrés Manuel López Obrador, candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia”, conformada por los partidos los partidos del Trabajo (PT), Encuentro Social (PES) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), no perderá su voto duro, pero sale afectado entre el sector de electores indecisos, consideró el doctor Andrea Busoletti, investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), de la Universidad de Guadalajara.
 
“Hay un consenso, más o menos generalizado, respecto a quiénes les fue bien y a quién mal, pero ninguno sale como el gran ganador de esa contienda”, abundó.
 
Para el también integrante del Observatorio de Procesos Electorales de la UdeG, era normal que López Obrador, como puntero, fuera el centro de atención y que los demás candidatos se dedicaran a cuestionarlo.
 
Para analizar el debate, Busoletti lo dividió en tres capas: la de López Obrador como puntero y receptor de ataques; la capa de José Antonio Meade, candidato por la coalición