Sigue vigente en la memoria colectiva, las explosiones del 22 de abril de 1992, aseguran especialistas

Coordinación de Servicios Estudiantiles

Presentan el libro “Con la revolución dentro. Los lesionados por las explosiones del 22 de abril de 1992”

Las organizaciones de personas lesionadas que se formaron luego de las explosiones del 22 de abril de 1992 en Guadalajara, han logrado mantener este hecho en la memoria colectiva, superando las intenciones por parte de las autoridades municipales y estatales de que este desastre quede en el olvido, coincidieron especialistas este lunes.
 
Al presentar el libro Con la revolución dentro. Los lesionados por las explosiones del 22 de abril de 1992, del investigador de la Universidad de Guadalajara, doctor Jorge Gómez Naredo, la diputada federal, doctora Candelaria Ochoa Ávalos, dijo que este grupo  ha logrado posicionar en la palestra política durante 26 años, su lucha y sus exigencias de un trato digno por parte de los responsables y autoridades en turno.
 
Ochoa Ávalos, señaló que en instantes se convirtieron en personas discapacitadas por las heridas que provocaron las explosiones, que les impidieron continuar con su vida sana y laboralmente útil.
 
Agregó que este libro, producto de la tesis de doctorado de Jorge Gómez Naredo, investigador del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), “da cuenta de cómo la catástrofe marcó sus vidas, su entorno y su forma de mirar el mundo”.
 
Candelaria Ochoa recordó cómo, ese día, miles de personas vieron volar las calles por las que transitaban de manera cotidiana en lo que era el Sector Reforma de Guadalajara. 16 kilómetros de vías como las calles Gante, Mexicaltzingo, Río Nilo y 5 de Febrero desparecieron completamente, dejando “210 muertos, según el conteo oficial, aunque se estima que el número de decesos fue mayor”.
 
El doctor Luis Gabriel Torres González, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios en Antropología Social, Región Occidente, afirmó que uno de los aportes del libro es que el autor buscó un diálogo con los lesionados para conocer su “revolución por dentro y desde abajo”, además de trabajar de manera seria en lo documental.
 
“Gómez Naredo maneja los elementos como historiador, antropólogo y como una persona sensible con la gente para tratar de entender sus vidas y contarlas”, dijo.
 
Destacó también su labor para conservar y aumentar la memoria gráfica de este hecho, lo que ayudó a dar a las imágenes mayor fuerza para que el caso no sea olvidado, como se ha pretendido tantas veces.
 
Gómez Naredo, por su parte, dijo que el tema de los lesionados por las explosiones del 22 de abril le interesó para conocer los movimientos sociales que genera una tragedia como ésta, que les cambió la vida a muchas personas.
 
“Quienes integran este grupo tuvieron la constancia, las ideas y capacidades para organizarse y exigir justicia. Son la memoria y la reivindicación de lo que sucedió el 22 de abril”, concluyó.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jalisco, 23 de abril de
 2018
 
Texto: Mariana González
Fotografía: Elizabeth Morales